domingo, 13 de noviembre de 2011

La virtud de oponerse.



“Quienes afirman que el fallo es del “sistema” o quienes ven misteriosas maniobras detrás de cada revés político tienen poco que enseñarnos. Pero la disposición al desacuerdo, el rechazo o la disconformidad – por irritante que pueda ser cuando se lleva a extremos – constituye la savia de una sociedad abierta. Necesitamos personas que hagan una virtud de oponerse a la opinión mayoritaria. Un democracia de consenso permanente no será una democracia durante mucho tiempo”. Tony Judt, Algo va mal, Taurus, 2010.

               

lunes, 7 de noviembre de 2011

El contestador automático del neoliberalismo.




Si quiere control pulse distracción.
Si quiere seguridad pulse violencia.

Si quiere desmantelar los derechos sociales
y los servicios públicos pulse crisis económica.

Si quiere medidas impopulares pulse resignación.
Si quiere público pulse publicidad.
Si quiere engañar pulse sugestionar.
Si quiere inducir comportamientos pulse emotividad
Si quiere vulgaridad pulse corazón.
Si quiere cultura pulse moda.

Si quiere privatizaciones, precariedad y flexibilidad
vuelva a pulsar crisis económica.

La operación se está procesando.
Recuerde, nuestras órdenes son sus deseos
.

****

Antonio Orihuela
Todo el mundo está en otro lugar.
Baile del sol, 2011

domingo, 30 de octubre de 2011

Los mercaderes o el templo.


Soy consciente de que a cada época le corresponde un discurso. Hace unos días todo el mundo vibraba al énfasis de las palabras de Steve Jobs; un discurso para universitarios norteamericanos que pretendidamente se lanzó a toda opinión pública mundial con un marcado mensaje individualista (de ahí lo emotivo de sus palabras). ¿Pero quién se acuerda del discurso de Arafat renunciando a las armas en la sede de la ONU? ¿Quién se acuerda de las palabras de Tierno Galván? ¿Quién recuerda de los discursos de Salvador Allende? A día de hoy, ¿quién estaría dispuesto a salvar los beneficios del mercader por la supervivencia del templo? ¿Habrán aprendido nuestros políticos de sus predecesores?
PD. Animo a ver el siguiente discurso.
http://www.youtube.com/watch?v=cA1PHmsgo8A


viernes, 28 de octubre de 2011

Escohotado: "El mundo progresa cuando los políticos duermen".

La pasión de Escohotado es la libertad mental y existencial. Todas las sociedades, todos los regímenes políticos más bien intentan conformar a la gente con unos determinados estandartes, estereotipos mentales, que son los que manejan las organizaciones económico-políticas.

sábado, 8 de octubre de 2011

El concepto erróneo.


Qué diferente hubiera sido si en lugar de adoptar el concepto griego “democracia”, hubiésemos hecho lo propio con “isonomía”, igualdad ante la ley.

viernes, 7 de octubre de 2011

Una de romanos.


A la civilización romana no sólo le debemos el Coliseo o el acueducto de Segovia. Hay algo que la historia ha propagado más allá de las fronteras del latín, origen de nuestra lengua vehicular. ¿Qué le debemos entonces? La relación base de nuestras reivindicaciones; es decir, la unión del derecho y la dignidad humana, lo que denominaron humanitas. Esto que sitúa a las personas por encima de las demás criaturas del mundo. Según cita José Antonio Marina “este singular valor de la persona humana obliga al hombre a construir su propia personalidad, a educarse, pero también a respetar y favorecer el desarrollo de la personalidad ajena. Quien siente estos deberes y lo prueba con los hechos no sólo se llama hombre, sino que lo es, es humanus”. Es decir, el hombre como tal se hace humano a través de la cultura. En otras palabras, la cultura define al hombre en su sentido más amplio.
Creo que esto merece ser puesto en valor y tenerlo presente.


martes, 27 de septiembre de 2011

El teorema del más tonto.

En un reciente programa de televisión “Pienso, luego existo”, de La2, se trató la figura de José Antonio Marina. No vamos a hablar de inteligencias creadoras o inteligencias fracasadas, ni de ética, tampoco de historia de la filosofía. Del programa rescato esta frase: “Las burbujas, según los economistas, se basan en el teorema del más tonto: siempre habrá alguien dispuesto a comprar por más dinero aquello que vale menos hasta que otro tonto dice que no puede pagarlo y todo el mundo dice que tonto he sido”. Piensen, luego existirán.